• Grupo Ulma

El Grupo ULMA coopera mediante la Fundación Vicente Ferrer en la creación de nuevas viviendas

09/12/2014
Desde el año 2004 el Grupo ULMA forma parte de la red de empresas comprometidas con la Fundación Vicente Ferrer, la conocida ONG de desarrollo para la mejora de las condiciones de vida de las comunidades más desfavorecidas de Andhra Pradesh, estado ubicado al sur de India.

En este estado no existen graves conflictos puntuales, sino una carencia extrema y continuada donde intervenciones esporádicas son insuficientes para hacer frente a las dificultades endémicas que se encuentran profundamente arraigadas en la propia estructura social.

La filosofía y acción de Vicente Ferrer se basa en la creación de programas integrales diseñados en base a la experiencia de que cuidando y trabajando aspectos clave como la educación, la sanidad, la mujer, la atención a personas con discapacidad, la ecología y la vivienda, las condiciones de vida de la población mejoran, consolidándose como comunidades fuertes y autónomas.

Trabajando aspectos clave como la educación, la sanidad, la mujer, la atención a personas con discapacidad, la ecología y la vivienda, las condiciones de vida de la población mejoran, consolidándose como comunidades fuertes y autónomas

Este año el Grupo ULMA ha colaborado en el proyecto que permitirá la construcción de 41 viviendas en el pueblo de Ipperu ubicado en Anantapur, uno de los distritos de Andra Pradesh. Estas viviendas representan un antes y un después para las familias que por su situación de marginalidad social se ven obligadas a vivir en chozas precarias agrupadas en colonias separadas de las castas superiores y alejadas de los servicios básicos como pozos, letrinas, dispensarios o escuelas.

Las colonias construidas por la Fundación Vicente Ferrer están provistas de las condiciones mínimas de salubridad, constituyendo un resguardo eficaz ante las lluvias torrenciales, los animales peligrosos y el calor intenso, pero sobre todo, proporcionan un sentimiento de dignidad a una comunidad profundamente discriminada.

La Asociación Vicente Ferrer ha dado lugar a un modelo ejemplar de Cooperación Internacional, debido en gran medida a la manera de entender el desarrollo que tenía su fundador. Vicente Ferrer acumuló un gran conocimiento sobre las costumbres y creencias de los beneficiarios, considerando fundamental su participación activa en el diseño y en la puesta en práctica de los programas.

De esta manera, la participación de la comunidad de Ipperu en la construcción de las 41 viviendas que serán de su propiedad, persigue el objetivo de potenciar el sentimiento de responsabilidad, aumentando su autoestima y contribuyendo a incrementar su sentimiento de pertenencia a una comunidad.

Este sentimiento de responsabilidad, se traduce en un crecimiento de implicación de las familias, que adoptan de manera natural una serie de actitudes y compromisos como el de llevar a sus hijas e hijos a la escuela, acudir a los servicios sanitarios, o el de asistir a los talleres de aprendizaje de la Fundación desarrollando sus aptitudes, que en definitiva, mejoran su calidad de vida y allanan el camino hacia su integración social.