• Ulma Construction

Amaia Ugarte - Los otros talentos del Grupo ULMA

21/07/2016
Empleados y socios del Grupo hacen compatible su carrera profesional con aficiones muy exigentes en las que demuestran que con talento y esfuerzo se derriban todos los muros.

| CON LA MIRADA PUESTA EN LOS OTROS

Colabora en iniciativas solidarias que permiten llevar a cabo proyectos de cooperación en países como Haití o República Dominicana.

Para Amaia Ugarte es posible estar cerca y no perder de vista lo que está lejos. Por eso colabora con diferentes iniciativas solidarias que buscan hacer un poco más fácil la vida de los demás en países como República Dominicana, Haití, Colombia o Benín, sin salir de Oñati.

Amaia, que trabaja en el departamento de calidad de ULMA Construction, contribuye a la organización de actividades diversas que tienen como principal objetivo sensibilizar a sus vecinos y recaudar fondos para llevar a cabo proyectos de desarrollo en los lugares en los que se encuentran desplazados los miembros del Grupo de Misiones de la Unidad Pastoral de Oñati.

Cenas solidarias, chocolatadas en carnavales, mesas petitorias en Navidad o representaciones teatrales son algunas de las iniciativas en las que Amaia se implica con la misión de conseguir los recursos necesarios para ejecutar proyectos como la construcción de un centro de acogida en Colombia, viviendas en República Dominicana o un dispensario en Haití.

Todas estas iniciativas se llevan a cabo en colaboración con los misioneros de la localidad guipuzcoana.

“Es una pasada la respuesta de la gente. Somos conocidos en el pueblo. En las cenas solidarias invitamos a los misioneros que estén en ese momento en Oñati para que nos cuenten sus vivencias y el estado del proyecto”, precisa Ugarte.

Aquí tenemos de todo, no nos falta de nada. Este tipo de iniciativas te dan una lección de vida

La mecánica que siguen es la de trabajar durante unos dos años en la recogida de fondos para una iniciativa concreta. Tras ese periodo transfieren la financiación recaudada, que a pesar de no cubrir la totalidad del proyecto, es un colchón que permite sufragar necesidades puntuales, y se centran en otra iniciativa diferente.

“En estos momentos hemos dado por terminado el proyecto de construcción de un centro escolar en Haití y vamos a poner uno nuevo en marcha seguramente en Benin”, añade Amaia.

En su opinión este tipo de actividades son positivas porque aportan “otra visión de las cosas”. “Aquí tenemos de todo, no nos falta de nada. Este tipo de iniciativas te dan una lección de vida”, añade.

El núcleo de su misión se centra en Oñati, pero en una ocasión pasó tres semanas en República Dominicana con el objetivo de conocer el proyecto que se estaba desarrollando y la realidad de ese país.

Gracias a esa experiencia ha hecho suya una enseñanza que le han transmitido todos esos cooperantes que trabajan en el exterior: “no hay que regalar las cosas”. Porque el objetivo es implicar a los beneficiarios de la acción social para convertir el mundo en un hogar para todos.

Amaia Ugarte - Los otros talentos del Grupo ULMA