• ULMA Servicios de Manutención

Josemari Arozena Presidente de ULMA Carretillas Elevadoras

“Estoy convencido que sin el apoyo del Grupo ULMA el futuro de esta Cooperativa hubiera estado muy comprometido.”

01/04/2015
Quizá ULMA Carretillas Elevadoras haya sido uno de los Negocios del Grupo más afectado por la crisis de los últimos años. Hemos querido estar con su Presidente, Josemari Arozena, quien nos ofrece sus reflexiones sobre la situación actual del Negocio.

En primer lugar, Josemari ¿Cuál es el momento actual del Negocio? ¿Crees que lo peor ha pasado ya?

En estos momentos la situación del Negocio es mejor que la que teníamos hace dos años y medio y se mira al futuro con otra perspectiva. Hace dos años y medio estábamos con un endeudamiento muy grande y con una estructura excesiva para el volumen de negocio que teníamos. Tuvimos que enfrentarnos a una reestructuración importante con una reducción de personas superior al 30% y tuvimos que adoptar medidas de austeridad y restricciones que han permitido que ahora estemos donde estamos.

Respecto a si lo peor ha pasado o no, creo que es difícil que se dé una situación peor que la que hemos vivido estos últimos años, si empresarialmente ha supuesto restricciones, cierres de delegaciones, frenar en los proyectos, etc., socialmente ha supuesto un sacrificio enorme con una pérdida de capital humano y conocimiento que es difícil recuperar. Si bien ahora estamos mejor que hace 2 años, no podemos perder de vista el horizonte, cuando llevamos 5 años con un NRN por debajo del 85%, queda mucho camino por recorrer y esto es una carrera de fondo.

¿Crees que la solidaridad del Grupo ha sido una de las claves para ayudar a la cooperativa a salir adelante? ¿Crees que nosotros como Grupo estamos cohesionados y comprometidos?

El Grupo tiene herramientas de solidaridad muy importantes, tanto de tipo social como financiero.

Sin duda alguna. Estoy convencido que sin el apoyo del Grupo ULMA el futuro de esta Cooperativa hubiera estado muy comprometido. El Grupo tiene herramientas de solidaridad muy importantes, tanto de tipo financiero como son la reconversión de resultados o los préstamos intercooperativos entre otros, como de tipo social con las ayudas en las reubicaciones, que son de gran ayuda en momentos críticos como el que nosotros nos encontrábamos.

A tu juicio, ¿Cuáles crees que son las herramientas que se deben de potenciar desde las cooperativas/Negocios y el Grupo para reforzar esa implicación y compromiso?

Creo que no hay que hacer hincapié en una u otra herramienta, sino que más bien debemos hacer que las herramientas de las que disponemos sean lo suficientemente flexibles para poder hacer frente a situaciones imprevistas como las que se han dado en los últimos años. Cuando se diseñan las distintas herramientas se hace con una visión del entorno de ese momento, pero cuando se da una situación excepcional hay que ser lo suficientemente ágil para poder utilizarlas de otra forma, hay que ser capaz de adecuarlas a las exigencias del momento.

¿Crees que las cooperativas somos suficientemente ágiles para reaccionar en un entorno tan cambiante como el actual? ¿Qué medidas o instrumentos de mejora se podrían implementar?

Ésta es una deficiencia que veo en nuestra organización. El mero hecho de la aprobación de una normativa sencilla a nivel grupal, requiere de un recorrido consultivo por todos los órganos de los Negocios y grupales que puede demorar más de lo necesario la toma de una decisión que esté fundamentada en dicha normativa.

Dentro de la cultura cooperativa es muy difícil evitar todo el recorrido consultivo por órganos, pero ya hay comités técnicos en el Grupo, como es el de RRHH o el financiero, a los cuales podría dotarse de mayores competencias.

La última pregunta es la misma para todos y plantea si crees que el Grupo ULMA como Grupo con un fin social, con una Fundación como instrumento, debería potenciar e impulsar su proyecto social

Como Cooperativa que somos, el fin social debería estar siempre presente y reconociendo que en el pasado se han hecho muchas cosas, creo que en los últimos años y empujados por la coyuntura económica, la acción social se ha dejado un poco de lado para centrarnos en las tareas puramente empresariales. El proyecto social del Grupo, además de estar dirigido al colectivo propio del Grupo, también debe reflejarse en el entorno de forma que se le retorne parte.

Para terminar, terminas mandato en la próxima asamblea, algún mensaje concreto al colectivo de ULMA Carretillas después de todos estos años…

Mi mensaje es que hemos conseguido cambiar el rumbo pero que todavía queda mucho camino por delante y que debemos mantener la actitud demostrada estos años. Debemos ser exigentes con el trabajo realizado, cada uno en su ámbito sin descuidar los más pequeños detalles, siendo conscientes de las deficiencias que tenemos y trabajando para poder alcanzar los objetivos marcados.